aLaiporamor blog

Aprendiendo a disfrutar la soledad

Escrito por aLaiaporamor 15-03-2018 en disfruta la soledad. Comentarios (0)

Creo que todas las mujeres hemos cometido alguna vez el error de comenzar a salir con alguien, ya sea formalmente o sin etiquetas, porque nos sentimos solas. Eso no quiere decir que sea del todo malo, ya que al fin y al cabo, en algún momento de la vida, esa etapa se vuelve un poco más extensa de lo que quisiéramos y en el momento en el que conocemos a alguien, sentimos en cierta parte, un pequeño destello de felicidad y se nos llena un poquito el corazón.

Pero déjenme decirles que cuando nos sentimos solas, cuando sentimos que nadie nos quiere o cuando queremos simplemente compartir nuestras experiencias y anhelos con alguien, es el momento en el que menos debemos comenzar a salir con una persona. Por lo general, en esos momentos nos encontramos tan vulnerables, que cualquiera que llegue, va a estar bien y es ahí cuando intentamos hacernos creer que: “de todos modos, no lo quiero para casarme”, “no pienso ilusionarme, es solo para pasar el rato” o “mientras llega el indicado, la paso bien con el equivocado”, y lo peor del caso, es que cuando esos pensamientos llegan a nuestra mente, es cuando más mal la pasamos y cuando más solas nos sentimos. Es irónico ¿Verdad?

Sentirse sola no es malo, desear que una persona nos quiera tampoco, lo que está mal es conformarse con cualquier cosa solo para intentar llenar ese vacío. Muchas veces no nos damos la oportunidad de disfrutar esos momentos de soledad solo por estar pensando en la compañía, queremos cortar etapas por las que necesitamos pasar para madurar. Y lo gracioso del caso es que, cuando finalmente logramos pasar demasiado tiempo en pareja, extrañamos la soledad y deseamos darnos un respiro.

Por eso, si hoy te sientes triste por estar soltera, trata de disfrutarlo, busca pasatiempos que te hagan sentir viva, viaja, ve a conciertos, sal a correr, sal con tus amigas y tómate el tiempo en sentir cada momento con el corazón, porque es ahí cuando vas a darte cuenta que no cualquier persona es digna de ese tiempo, ya que estás tan feliz haciendo lo que amas, que la persona que llegue a tu vida, debe ser muy especial  para que quieras dejar esa soledad que al principio no podías soportar. 


Comencemos con la presentación

Escrito por aLaiaporamor 10-03-2018 en Presentación. Comentarios (0)

Para comenzar con el pie derecho, quiero contarles un poco sobre mí y de cómo nació este blog. 

Mi nombre es Alaia, que significa alegría, soy Publicista y tengo 24 años. Amo la música, especialmente la española, mis artistas favoritos son Pablo Alborán y Pablo López, de hecho podrán conocerlos un poco más si se quedan conmigo en este camino. Leer también es una de mis pasiones, y me encanta aprender cosas nuevas. Mi sueño es conocer el mundo, no importa si es sola o acompañada, mientras llene mi pasaporte de sellos, basta. 

Hace un tiempo terminé una relación de 3 años y medio, y fue esa primera relación amorosa que me ilusionó, me permitió conocerme más a mí misma, me sacudió, me hizo dudar, llorar y reír al mismo tiempo,y fue esa que me hizo aprender que las cosas suceden por algo, que el amor no es a medias y que para estar con otra persona primero debe existir el amor propio. Es por eso que nació este blog, específicamente por la idea de compartir cada experiencia sin temor a ser juzgada, sino mas bien con la esperanza de poder llegar al corazón de muchas chicas que se encuentran en una relación amorosa como la que yo tuve o acaban de terminar una y sienten que la vida se les viene abajo. No soy psicóloga y mi experiencia en relaciones no es la más amplia, pero sin duda el aprendizaje ha sido impresionante y espero poder compartirlo. 

Además, quiero compartirles cómo la música, mi familia, mis amigos, mi trabajo y mi carrera me han ayudado en el proceso. Ya que siempre existe algo que nos ayuda a salir adelante y sino, se busca cualquier cosa para lograrlo. Al final, el sol vuelve a brillar, incluso cuando creemos que no vamos a salir de la tristeza y pensamos que ya nada tiene sentido. 

Espero que este blog nos permita amarnos más a nosotras mismas, a conocernos, a sanar y a dejar que todo fluya. 


Alaia.